La obesidad mundial se ha cuadriplicado desde 1980 en los países en vía de desarrollo

Nada que no sepamos, cada día hay mas obesos, pero le ponemos cifras: La obesidad mundial se ha cuadriplicado desde 1980 en los países en vía de desarrollo. (Noticia fuente)

qg5_colesterol_post

Una pésima noticia, ya que el sobrepeso y la obesidad, a parte de los problemas de fatiga y dificultad para llevar a cabo las actividades diarias básicas, aumenta estrepitosamente el riesgo de paceder enfermedades metabólicas graves como la dislipemia, enfermedades neoplásicas,  el síndrome metabólico, Diabetes mellitus TII (DMTII), colesterol, problemas osteoarticulares, hipertensión o sufrir fallos cardiovasculares con consecuencias pésimas, entre otras.

Sorprende como a la DMTII, se la conocía antiguamente como la diabetes del anciano, y hoy en día hay jóvenes con menos de 30 años afectados de DMTII.Diabetes-tipo-2

Llegados a este punto es vital que tomemos conciencia y pasemos  a la acción. Cuando un obeso empieza a perder peso, la mayoría de sus indicadores mejora inmediatamente y muchas de estas patologías que hemos comentado son de carácter reversible. El perfil lipídico mejora, la hemoglobina glicosilada (indicador del nivel de DMTII)  mejora en muchos casos, el riesgo de fallo cardiovascular disminuye, y así con casi todas las patologías asociadas a la obesidad. Ello sin contar la mejora en la actividad personal, la capacidad de afrontar el día a día sin fatigarse o sobrecargar las articulaciones y la estructura ósea del cuerpo.

Pero cuando partimos de un determinado grado de obesidad elevado, una dieta hipocalórica es imprescindible, pero no suficiente por si sola. Es necesario realizar actividad física, aunque un plan de actividad física basado únicamente en ejercicios de tipo cardiovascular (como a veces se sigue proponiendo) es poco eficiente.

Mitocrondia

El sistema mitocrondial celular, encargado de la combustión de los triglicéridos volcados en sangre para ser convertidos en energía, no funciona adecuadamente cuando el sistema hormonal está alterado, como sucede en personas obesas. Por ello, a la gente obesa le cuesta bastante perder peso simplemente haciendo trabajo cardiovascular, por muchas horas que le echen. A día de hoy hay evidencias suficientes que indican que se deben buscar estrategias que incluyan un adecuado entrenamiento de fuerza muscular destinado al trabajo del sistema muscular con dos fines: Evitar al máximo la sarcopenia propia de un estado hipocalórico elevado y la activación-mejora del sistema energético del sistema celular que permitirá mejorar la lipólisis.

Hay que cuidarse, el cuerpo es ese espacio donde vamos pasar toda nuestra vida, hagamos que sea agradable, cómodo y que esté lo más sano y activo posible!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s