Entrenando a un arquero

11052450_833038966780915_639701373580201372_nHoy en Tecnirunner hemos tenido la suerte de poder empezar a trabajar con Roi.

Es arquero, y aunque su objetivo principal es ganar masa muscular (hipertrofia) y mejorar sus niveles de fuerza, vemos rápidamente que es necesario tener en cuenta determinados aspectos de su anatomía.

Como arquero, lleva ya bastantes años tirando, entrena varias veces por semana y participa en competiciones y campeonatos importantes como la Liga de la Federación Catalana. Por tanto, los años de práctica son muchos y los volúmenes de entreno mensual también son altos.

En Tecnirunner no nos limitamos a dar rutinas de entrenamiento, consideramos necesario realizar siempre un estudio de su antropometría, valoramos los niveles de fuerza, de flexibilidad y observamos posibles descompensaciones, que en deportes asimétricos como es el Tiro con arco son muy evidentes si no se realiza el trabajo adecuado para compensarlas.11329975_860688573985728_2552321453817281148_n

En este caso Roi es diestro, por tanto cuando tira, sujeta el firmemente el arco con el brazo izquierdo, realizando así un trabajo isométrico con baja movilidad articular, y abre el arco con el brazo derecho, siendo este el responsable de desarrollar grandes cargas de tracción durante la apertura y anclaje y una elevada movilidad articular durante el movimiento de apertura.

Cuando analizamos sus niveles de movilidad escapular, observamos una descompensación muy evidente entre el hemicuerpo izquierdo y el derecho. En diferentes posiciones anatómicas podemos observar como el lado derecho presenta, respecto al lado izquierdo, un mayor desarrollo de la musculatura del deltoides, bíceps braquial, dorsal mayor e incluso en la porción correspondiente del trapecio.

Además el movimiento natural de la escápula, durante la abducción del hombro en el plano frontal, presenta cierta alteración en el lado izquierdo como consecuencia de no recibir este la misma carga de trabajo, movilidad y fuerza que el brazo derecho, presentando incluso cierta atrofia.

Nueva carpeta

Es por ello, que a parte de la organización de un plan de entrenamiento de hipertrofia muscular, con plan nutricional acorde, incorporaremos determinados ejercicios de mejora de la flexibilidad, así como trabajo compensatorio de la musculatura requiriendo cargas asimétricas que nos permitan progresivamente buscar la compensación de ambos hemicuerpos especialmente sobre deltoides, pectoral y dorsal mayor.

Los controles periódicos nos permitirán ver la evolución y valorar las estrategias a implantar en cada mesociclo. El trabajo de core va a formar también parte importante de su entrenamiento, puesto que en el proceso de posicionamiento, apertura y de anclaje del arco se produce una ligera rotación, incluso inclinación lateral, del tronco al mismo tiempo que se generan ciertos niveles de fuerza muscular isométrica en todo el cuerpo. Una mejora en la estabilidad a nivel de core, además de asegurar una buena salud del raquis, puede ayudar a controlar vibraciones, temblores y optimizar así la puntería y el control corporal sobre terreno inestable, donde habitualmente se desarrolla el tiro con arco.

A partir de estas mejoras y los incrementos de fuerza, valoraremos la posibilidad de trabajar cualidades como el equilibrio, la propiocepción y el control mental, con el objetivo de mejorar su rendimiento deportivo en esta disciplina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s