Crónica de carrera: Ultra Vall d’Aran 16 (Trail 54 Km)

banner

Como muchos sabéis, me apasiona escribir crónicas de algunas de las carreras donde participo. Por suerte, en la mayoría de casos, mis crónicas son más cercanas a una aventura personal con su literatura y su dosis de épica exagerada, que a un análisis técnico de la carrera, eso se lo dejo a otros profesionales. Pero en esta ocasión entraré poco en mis   detalles personales, de los que sí quiero destacar que disfruté muchísimo de los paisajes del Valle, de un entorno privilegiado y que fue un lujo de marco para cualquier corredor.

Lamentablemente, hoy necesito quejarme. Si revisáis este blog, no encontrareis una sola crónica de queja, no es mi estilo, siempre me quedo con lo bueno, pero hoy me muestro sorprendido por el poco aprecio (por no usar la palabra desprecio) que la organización mostró sobre los centenares de corredores que participamos en las diferentes distancias de la carrera. Corredores que como yo, por poner un ejemplo personal, me metí más de 600 km de coche y gasté un buen dinero entre inscripción, gasolina, alojamientos y manutención.

ATENCIÓN PREVIA

Para un corredor que se enfrenta al reto de un Trail o Ultratrail,  es básico organizar bien la carrera, diseñar la estrategia nutricional y calibrar ritmos y tiempos. Así que te vas a la web, buscas perfiles, distancias, desniveles, ubicación de los avituallamientos…. Bien, sobre la distancia de la carrera en la web hay múltiples datos contradictorios, igual te dicen que es de 50 km, que 51 Km, que 52, o 53,5 Km. ¿Que distancia voy a correr realmente? ¿Y el desnivel total? Finalmente fueron 54 km…. Por cierto, los tracks disponibles en la web para descargar, no funcionaban.

Pero eso es peccata minuta, para mí las preocupaciones empezaron casi un mes y medio antes. Yo corría con el dorsal de un amigo, íbamos a correr juntos pero por cuestiones familiares tuvo que anular su participación. Decidimos que puesto que yo aún no me había inscrito, me quedaba su dorsal, y solicitábamos el cambio de nombre (un mes y medio antes de la carrera). Bueno, pues durante todo ese tiempo, nadie contestó los correos hasta la última semana y por insistencia vía FB. Entonces, alguien por fin nos pidió los datos para el cambio, los enviamos, pero ya nadie respondió.

El día del briefing, con el miedo en el cuerpo, llego a la mesita de dorsales y obviamente el dorsal no estaba modificado, mis datos no estaban en su base de datos y nadie sabía nada. Lo arreglaron pidiéndome otra vez los datos y anotándolos en un folio. Mi inseguridad ante tamaña falta de respeto no hizo más que incrementarse y generar preocupación. Finalmente corrí con un dorsal que no llevaba mi nombre y el temor de que ya veríamos que pasaría con los puntos de la carrera, aunque ya me era un poco igual. De la bolsa del corredor, con una camiseta, una piruleta, un globo y unos cordones de Baqueira-Beret, mejor no hablamos.

DURANTE LA CARRERA

DSC_0001El sábado me planto en Salardú y me llama la atención que siendo una carrera de esta “entidad” puntuable para la Catalonia Ultra Cup, no hay ni un triste cartel de bienvenida, ni indicaciones de ningún tipo, hay muy poca gente (solo corredores y familiares), no hay ambiente ni en la zona de salida, ni música, ni un speaker animando el cotarro, nada….

Pues nada, vamos p’adentro. Pasamos el control de material, jajajaja, “control de material” dice…. El control de material, es como un trámite superfluo. Miran por encima, no se comprueba apenas nada, pero además, se piden cosas que no estaban recogidas en el reglamento, como la manta térmica. He de decir que como yo soy de la vieja escuela, siempre llevo manta térmica, incluso cargué con el frontal,  sus pilas de recambio y el goretex  (que no eran obligatorios), luego la mochila me pesa horrores, pero yo con la montaña no juego, y visto lo visto, hice bien. Pero es bien cierto que no se puede poner un reglamento y luego exigir cosas no indicadas, se genera una tensión y una inseguridad a pocos minutos de la salida que no pueden tolerarse. Mini briefing a grito pelado, la megafonía no va, no hay música ni un micrófono para dar instrucciones. El resumen es que hay un tramo con muchos árboles caídos y que sigamos las marcas, y si no vemos marcas sigamos, porqué ya habrá más….. ahhh vale! Cuenta atrás a grito pelado y todos a correr

DSC_0007

No hay voluntarios en cruces de carretera que son importantes (por ejemplo la carretera del Port de la Bonaigua). Llegamos a Baqueira, precioso, yo disfruto como un loco, descenso muy fuerte por una pista de esquí con hierva y pendientes negativas del 35-40%, y ni un voluntario o miembros de la organización vigilando la bajada.

¡¡Eeeeeeeeehhhh!! Que quizá yo pido demasiado, pero yo he sido voluntario en otras carreras controlando obstáculos mucho menos peligrosos, y vigilando por si alguien se cae de morros poder ayudar e intervenir….  Aquella bajada era peligrosa, vi bastantes caídas, yo mismo caí de culo varias veces, pero bueno, ni Cristo, es igual. Sendero, cruzamos otra carretera, tampoco hay nadie.

El marcaje es deficiente en algunos puntos faltando marcas en lugares clave como prados abiertos. Y la mayoría de pueblos por donde pasamos no tienen ambiente ninguno, es más, parece que nadie sabe que se está disputando una carrera con casi 350 corredores. Pero bueno, eso es solo una impresión.

AVITUALLAMIENTOS

Obviamente, como los kilómetros que indica la web de la carrera no cuadran con la realidad, la ubicación de los avituallamientos tampoco. Pero claro, eso no lo ves de golpe, te vas dando cuenta poco a poco, cuando ya no te queda agua, o has decidido que te esperas a tomar un gel en el próximo avituallamiento porqué ya queda poco, pero resulta que aún te quedan km de regalo para llegar.

INFO-AVITUALLAMIENTO-TRAILEsta es la comparativa de la ubicación de los avituallamientos, según la web, y según la realidad:

Web:   KM 10,4 / 19,7 / 31,2 / 41,5 / 50,2

Realidad: KM  11 / 24 / 36/ 45 / 54

Para más inri, además de ser pocos avituallamientos para esa distancia (siempre bajo mi humilde opinión) las viandas de los avituallamientos eran escasas. No esperaba grandes comilonas, en la web ya se indica que son sólidos ligeros, Ok! Pero algunos eran tan ligeros que solo había bebida, gominolas y quicos!

En el avituallamiento del Km 45, la bebida estaba hirviendo, incluso las naranjas y la sandía estaban ardiendo! Bebí y comí porqué no tenía más remedio, iba seco, pero me podía haber sentado como una patada en el estómago. Y lo peor, es que había un torrente a 10 metros del avituallamiento, pero a nadie se le ocurrió, o no tuvo ganas de meter las botellas en el agua, o en un cubo con agua del río. El resultado es que había gente que apenas bebió o comió fruta, con lo que ello implica.

Sabemos que la hidratación es crítica en los deportes de resistencia. Sabemos además, que es una asignatura en la que muchos corredores fallan y se generan daños importantes en el organismo. Por tanto, es responsabilidad del corredor cuidar de sí mismo, beber y reponer electrolitos y niveles de glucógeno, pero es responsabilidad de la organización facilitar esa  hidratación a lo largo de un trazado que ellos han seleccionado y diseñado. Un corredor necesita como mínimo reponer del orden de 600 a 700 ml de agua por hora, pero en condiciones de calor es mucho más, cerca del litro x hora. Si hay avituallamientos separados hasta 12 km, que con esos desniveles pueden llegar a suponer 2 horas, implica que el déficit hídrico en un corredor que lleve dos softflask de 500 ml, a pleno calor, es brutal. No debería permitirse, ya no por respeto, ni porqué hemos pagado un dorsal, sino por la integridad y seguridad de los corredores!

Además, la temperatura del líquido a ingerir en las carreras debería estar entre los 12-16ºC para asegurar la palatabilidad y facilitar la ingesta, así como ayudar en la termorregulación interna. CocaCola a 40ºC, no es una buena opción.

META

WhatsApp Image 2016-08-06 at 19.02.48La llegada a la meta fue de lo más desangelado que he visto nunca, y eso  que llegué poco antes de las cuatro de la tarde, no eran las 3 de la mañana. Ni speaker, ni música, la única gente que aplaudía o animaban eran obviamente familiares de otros corredores y gracias a ellos! No había un crono, no había fotógrafo, no había nadie….

WhatsApp Image 2016-08-06 at 19.03.22Pues nada, crucé la meta y suerte de los amigos que vienen a verte! Abrazos, y exhausto voy al avituallamiento sólido final, pero solo hay patatas fritas, ganchitos y quicos, cocacola y agua! Ese es el gran avituallamiento final que en la web se indica que es “completo” ¡con cuchillo y tenedor! Madre mía, me muero de hambre.

Decido irme a un bar a comer, pero sorpresa, son las 4 de la tarde y todos los bares del pueblo tienen la cocina cerrada! Y nadie parece haber previsto esto. ¿Cuantos corredores más se quedarán sin comer después de meterse 21, 55 o 100 km? Pues nada, pa casa y ya comeremos.

Por cierto, han pasado tres días y ni hay donde consultar las clasificaciones.

REFLEXIÓN

Una pena.  Quien me conoce sabe que soy poco quejica, que me conformo con poco, que todo me parece bien, que corro para disfrutar del paisaje, de la montaña que me da vida, de la pasión que me lleva a meterme 600 km de coche en menos de 24 horas solo por poder correr en una carrera como esta, gastarme más de 200€ en 24 horas, que me importa bien poco la bolsa del corredor, ya no sé dónde meter más camisetas, pero hay cosas que denotan una falta de respeto a lo que representa el Trail, a la ilusión de muchos corredores que queremos disfrutar de nuestra pasión pero sintiéndonos seguros y apoyados por una organización que bien cobra las inscripciones.

DSC_0008A todo esto, me gustaría saber con qué criterio entran las carreras en la Catalonia Ultra Cup (CUP), por qué no me gustaría pensar que no hay ningún tipo de control, y que todo es económico. Me gustaría pensar que la CUP audita y selecciona las carreras entre las mejores del País, y que los niveles de exigencia deben ser altos. Quisiera creerlo.

Animo a la Vall d’Aran que pelee y luche por una carrera como esta. Que tienen un territorio que es la envidia y el deseo de los que amamos las carreras de montaña. Una organización así no puede desprestigiar una comarca y unas montañas como esas! Quiero volver a correr en el Valle, quiero ir a gastarme el dinero en un fin de semana en ese paraíso, por favor que alguien tome cartas en el asunto, sino así, no volveré.

Anuncios

Mitja del Castell de Papiol. Crónica de carrera

BannermitjaUn medio maratón de montaña, al lado de casa, en una zona preciosa y sin necesidad del gran madrugón promete ser un buen plan, pero si además la organiza una gente fantástica y con experiencia como corredores del equipo CorreCatAgafo, se suma el aval de la profesionalidad y la seriedad que merece organizar una carrera en condiciones.

Estamos en una época en la que afloran carreras por doquier, algunos han visto el negocio del running y el Trail running montando carreras donde lo primero que deben decidir es el precio y luego rellenan, no cumpliendo en muchos casos las expectativas por unos precios abusivos. Y ya no entremos en errores de organización y servicios que es fácil suponer que quien organiza, no debe correr mucho! papiol 19-10-2014 1876

En este caso, ninguna de esas desgracias formaba parte del programa. Se apreciaba en cada detalle que quien estaba detrás de la carrera, era corredor experimentado y ha sufrido todo lo expuesto en el párrafo anterior.

Crónica

Me encuentro con mi compañero de equipo Dani a las 7:15 en Papiol, aparcamos y nos cambiamos! Aún quedan casi dos horas pero es que nos gusta llegar con tiempo. Nos encontramos con familia de Dani que también corren y vamos haciendo piña.

Me cambio. Poco a poco el Papiol se va llenando de gente en pantalón corto y camisetas de colores, e inundamos las calles que rodean la fortaleza. La hora se acerca, subimos hacia el Castell a ubicarnos en la salida, encuentro gente conocida, algunos son virtuales conocidos del Facebook a los que no tenía el placer de conocer en persona. Hace muchísima ilusión conoceros y que vengáis a saludarme, gracias!

Nos ubicamos en primera fila, hay que salir siempre delante, pero además en esta ocasión sabemos que en el km 1,2 se estrecha el asunto y hay que llegar de los primeros, sino puede haber tapón.2014_10_19_Mitja Castell P1040511

Queda nada, suena O fortuna, el primer movimiento  del Carmina Burana (buena elección, je je,), un par de intentos para lanzar un cohete, y finalmente salimos rápido (vídeo de la salida). Bajamos la rampa del Castell a toda velocidad  en cabeza de carrera, cruzamos el casco antiguo, oigo a Pedro y a Tato gritándonos a Dani y a mi, grandes!!!! y encaramos la subida hacia les Escletxes para girar y tomar el corriol que antes he comentado.

Vamos fuertes, hace tiempo habría pagado muy caro una salida a 3:15-3:30 min/km de media durante 1,2 km, ahora duele, y mucho, pero me aguanto. Estamos en el corriol, se empiezan a abrir huecos por detrás y por delante, pista de tierra, p’abajo y p’arriba, empiezo a perder a Dani, cada vez lo tengo más lejos, que raro… hasta la meta company.

Vamos bajando, aparece un viejo amigo, el flato y me limita bajar más rápido, pero no tiene solución, aguanto el dolor! El próximo objetivo es cruzar un torrente de agua limpísima y llegar al salto de agua de la Rierada. Precioso, que bien escogido está el trazado, se nota a la legua que se ha buscado un trazado formado por corriols, trialeras y senderos estrechos, huyendo de las pistas anchas! Vamos, que quien la ha organizado corre y sabe perfectamente lo que nos gusta!

Estar en un torrente de agua es precioso, pero un buen Trail runner sabe que cuando estás en el rio, poco más se puede ir hacia abajo, solo se puede SUBIR. Así que salimos de la Rierada y empieza a desarrollarse una subida con buenas rampas, subo al trote intentando no caminar. Llego arriba, la gente ya va bastante dispersa pero le mete, hay gente con mucho nivel, genial! papiol 19-10-2014 1966

Primer avituallamiento, bebo agua y sigo subiendo por una rampa hasta que aparece una hermosa trialera cachonda con bonitas vetas de cuarzo blanco, y donde además la organización te informa amablemente que la pendiente es del 30%, gracias por poner cifras a la tragedia! Ja ja ja.

De todas formas soy feliz, me siento más cómodo subiendo que bajando. Empiezo trotando, pero acabo caminando el último tramo y llego arriba dándolo todo, detrás mío a varios metros, me sigue mi umbral anaeróbico, a ver si no me coge! Bien, empieza una bajada por pista pero dura poco, en seguida entramos en un tramo de sendero estrecho y vegetación exuberante húmeda, el suelo es blandito y el perfil llano. A meterle velocidad toca, esto es una gozada, es una zona húmeda muy boscosa, con setas, troncos podridos caídos en mitad del sendero y mucha humedad, que preciosidad y a pocos Km de BCN.

Voy rápido, medio solo, no veo a nadie ni delante ni detrás, no se si es bueno o malo, suerte que conozco el track y se que voy bien, sino empezaría a acojonarme un poco. Salgo del sendero angosto, un voluntario en cada cruce te dice hacia donde tienes que ir, esto es un lujo, nunca sientes el estrés de dudar si vas bien o te has podido equivocar, es fácil, si hace 2014_10_19_Mitja Castell P1040885más de 1 minuto que no ves un voluntario, llora, te has equivocado fijo!

Seguimos. Cruzamos una masía, y empieza la subida hacia el Puig Madrona, aunque aún no lo atacaremos directamente, antes haremos escala en la Ermita de la Salud donde un avituallamiento lleno de voluntarios nos espera para suerte y disfrute de los exhaustos corredores. Oigo gritos y cencerros. Nunca me alegré tanto de ver una Ermita, Aleluya!!

Bebo agua, me como unas piezas de fruta, y ahora si, toca “escalar” el último tramo del Puig Madrona, menuda pendiente, salgo al trote, pero en seguida camino, no puedo más!! En mitad del camino unos niños con cencerros nos animan, que grandes!! Llego arriba, tramito de pista y coronamos cima. El lactato me nubla la vista, pero identifico a Franchu que viene hacia mi a toda velocidad con un matasellos, me saluda y me marca el dorsal! Al fondo Alberto indica por donde se baja, me anima y me chiva que Dani está a dos minutos por delante, mío, yo creo que debe ir más lejos, pero mola saber que no se me ha ido tanto! Gracias por la info!!!

Bajada de la muerte, por una trialera irregular pero no hay miedo (y normalmente lo tengo), bajo rápido, aunque me agota mucho bajar tan acelerado y me duele un poco el empeine del pie. Se me está clavando algo de la zapatilla en la piel! Que daño! 2014_10_19_Mitja Castell P1040930

Pisteo, zona cementerio, trialeras, rieras, arriba, abajo, arriba, derecha, salto, es genial el zig-zag vertical al que nos someten, ja ja ja. Ahora toca volver a subir a la Ermita de la Salud pero por el lado de Papiol, de hecho este tramo es un bucle de unos 4-5 km. Llego de nuevo al avituallamiento de la Salud pero por el otro lado. Un corredor que está en el lado contrario me pregunta, si tiene que seguir por mi dirección. Le pregunto de donde viene, me señala hacia atrás y le contesto que aún tiene que subir al Puig Madrona, y hacer todo el bucle, ánimo!!!

Ya no queda nada, vamos hacia el Papiol. Me encuentro a Rafael Molina haciendo fotos. Bajo, nueva subida, en mitad de un senderillo del bosque se oyen tambores y música, es gente animando, en mitad de la nada! Que guay! Voy bajando, senderos húmedos, hace calor, pero por suerte todo es sombra y se está bien, sino sería insufrible! Otra vez el flato, varios avisos de calambrazo en los gemelos y tengo que ir más lento de lo que me gustaría.

Salí con la idea de intentar bajar de las 2 horas, en este momento llevo 1 hora y 59 minutos y me faltan 2 km., es obvio que no va a ser posible (poner unos acordes de música de tragedia). La verdad es que no puedo dar más de lo que estoy dando, así que estoy tranquilo! Llegamos a las Escletxes, y pasamos corriendo por dentro de una gran grieta abierta en las calizas miocenas de este arrecife coralino fósil, que pasada! DSC_0195

Entro en el Papiol, bajada por la calle principal, ambientazo, gente animando y gente en las terracitas de los bares! Llegamos a una fuerte subida, voy bien, sin señal de calambres ni flato, así que aprieto y aún consigo adelantar tres o cuatro corredores en plena cuesta del Castell. Oigo ya al speaker, el ruido de la gente, giro y la meta!! Ahí están Pedro y Tato, los artífices de todo esto, gritan mi nombre, me chocan la mano y paro el crono en 2:09 y 74 de la general. Bien, quería más, pero he hecho todo lo que podía y solo por eso estoy muy contento!

Veo a Dani, nos abrazamos, él ha llegado en 2:01 y 39 de la general! Que grande es mi Dani!

A partir de aquí mucho ambientazo, corredores que siguen llegando, avituallamiento y una buenísima fideuà para recuperar energías!

Estoy seguro que el año que viene voy a tener que correr de nuevo, pero para conseguir plaza en esta carrera, porqué es increíble, porqué está muy bien organizada, porqué es preciosa, por muchos detalles y por el buen ambiente! Por favor guardarme un dorsal yaaaaaa que tengo que bajar de 2 horas, ja ja ja ja ja!!!

OCC-UTMB 2014 | Crónica de Carrera

OCCUTMB14-01

OCC-Ultra Trail du Montblanc | 28 de agosto de 2014 | 53 km | 3300 m D+OCCUTMBMapa

Son las 3:00 de la mañana, en nuestro refugio del camping de l’Argentière suena el despertador y con pocos minutos de remoloneo, mi compañero Dani Hernández y yo nos ponemos en marcha. Nos miramos unos segundos, esto acaba de empezar, no solo no hay vuelta atrás, sino que tenemos por delante la gran oportunidad de disfrutar todos y cada uno de los minutos que vienen. Alternamos el proceso de irnos vistiendo, con el desayuno (por llamarlo de alguna manera, porque a las 3 de la mañana no se le puede llamar desayuno). Revisamos varias veces el material, ya preparado la tarde-noche anterior, lo cargamos en el coche y nos vamos a Chamonix. Allí tenemos asignado un autocar de la organización con salida a las 4:30 para llevarnos hasta Orsières (Suiza), punto de inicio de la carrera.

Una riada de gente, corredores y acompañantes invade el centro de Chamonix en la todavía oscura madrugada del 28 de agosto. Una cola muy bien organizada distribuye a los corredores en autocares, subimos al nuestro y nos vamos a nuestro destino. Destino que será el origen de una contienda que debe devolvernos al punto de partida. Si todo va bien, en unas horas estaremos de vuelta para entrar corriendo en un Chamonix despierto, lleno de vida, luz y sueños.

OCCUTMB14_015Sentado en el autocar, me quedo dormido en seguida, y tras un buen rato de autocar, Dani me despierta, estamos en Orsières. Son las 6:00. Bullicio, corredores, tránsito de autocares, primeras luces del alba. Bajamos, estoy muy dormido, necesito desperezarme y ubicarme, hace fresco (por no decir frío). Sentados en el suelo con todo el material, nos acabamos de preparar. Me empiezo a activar.

Para variar, empezamos con nuestro cachondeo, nuestras paranoias, nuestras películas surrealistas y frases sin sentido que solo nosotros entendemos, nos reímos a carcajada limpia rompiendo la cierta calma y tensión del ambiente, la gente nos mira con esa cara extraña de savoir-faire… ja ja ja ja. Estamos locos!

¿Que le vamos a hacer? Nosotros somos así, y suerte de estos momentos. Dejamos la bolsa de retorno a la organización y visitamos, aguantando una cola kilométrica, el único baño del pueblo (un clásico).OCCUTMB14_017

Encaramos una calle larga hacia la plaza de salida, son las 7:30, buscamos nuestra ubicación bien cerca de la salida. Sabemos que probablemente mucha gente nos adelantará después, no hay problema, pero nos gusta salir delante para tomar ritmo y evitar tapones. Un grupo de música (que no vemos) ameniza los minutos de espera, aunque, con todo el cariño del mundo, desafinan bastante. Es tan evidente que la gente ríe, pero que más da, esto está a punto de empezar. Dani y yo nos abrazamos, no queda nada para la cuenta atrás, llevamos muchos meses soñando con este momento. Arranca, son las 8:00 y esto se mueve.

En pocos segundos cruzamos el arco de salida, callejeamos por Orsières, hay mucha gente animando, es una pasada. Niños y niños, parece que los hayan descargado en camiones, que pasada de ambiente! Por fin puedo saludar a Albert, un corredor al que he estado entrenando online los últimos meses para esta carrera, y no nos hemos visto antes, hasta ahora, corriendo juntos! Cosas de la tecnología!

Dejamos el casco urbano, pisteo, llegamos a otro núcleo de casas, una pendiente importante, gente en las calles con cencerros gigantes y gritando! Salimos del pueblo y arranca la pista boscosa de subida a Champex Lac. Mantenemos el ritmo alto, tomamos buena posición en la subida y la mantenemos.

OCCUTMB14_003Llegamos al avituallamiento de Champex Lac, no hay apenas nadie, bebemos agua y salimos rápido. La gente nos grita histérica, hay españoles que reconocen nuestro dorsal y nos gritan apasionados que no nos paremos ¿?. (Cuando acabe la carrera y miremos los tiempos, descubriremos que en este punto pasamos en la posición 144).

Cruzamos y dejamos atrás Champex Lac. Ascendemos un buen tramo y luego pista boscosa de bajada. Dani y yo vamos juntos todo el rato, nos autocontrolamos para no ir más deprisa, el ritmo es bueno y las sensaciones muy buenas, pero esto es muy largo. Contención. Pasamos por una casa-refugio y empieza la primera subida, el ascenso a la Giète. Sacamos palos y empieza la primera “escalada” seria. Cruzamos bosques, ríos, saltos de agua, vamos subiendo y el paisaje es cada vez más espectacular.

Glaciares al fondo, peñascos, cascadas de agua, esto es increíble. De repente Dani, que va delante de mí, se para en seco y sentencia: “Me estoy achicharrando vivo, me tengo que quitar ropa”. Perfecto, me uno al despelote, y nos quitamos las térmicas, manguitos y todo lo que sobra. Aprovecho para pillar una barrita e intento comerla mientras reiniciamos la subida, pero no hay manera, ya estoy en bloqueo, ya empezamos! Suerte de la bebida casera de glucosa/fructosa.

Pim pam, un ritmo bueno de caminata con palos, no paramos. Llegamos a unas cabañas, el camino es todo estiércol de vaca (por decirlo fino), metros y metros de explanada encharcada de mierda de vaca (fuera finuras). Pasamos a saco, sin miramientos, seguimos acumulando kilómetros y llegamos a un refugio donde hay control de paso. Aquí empieza una bajada, se acelera el paso del convoy, corremos por unos senderos boscosos preciosos y vamos descendiendo rápido, vamoooooos! Al fondo se oyen cencerros y griterío. El camino se acerca a una pista y hay mucha gente animando. Menudo ambientazo. Cruzamos el túnel de gente y otra vez españoles gritando a nuestro paso, nosotros devolviendo los saludos como podemos.

OCCUTMB14_004Aquí nos damos cuenta de como se nota la diferencia de carácter y efusividad española. Los franceses animan muy finamente con su “ale, ale”, algún “bravo”, muy correcto y de muy de agradecer. Los españoles con cierto escándalo, gritan: “vamoooos, vengaaaaaaa, gaaaaaas, máquinas, arriba españoooooles!!!”, ja ja ja ja, es una diferencia cultural muy notable, pero como mola!

Descenso por unas trialeras bastante técnicas y húmedas hacia el pueblo de Trient. Cruzamos una pasarela metálica, más bosque,  llegamos a una carretera y estamos a la entrada de Trient. Cruzamos el pueblo con un ambiente tremendo, entramos al avituallamiento. Rellenamos botellines, bebemos agua y como un trozo  de pan con queso, no me entra nada,  y quizá el queso no sea lo más recomendable por su digestión, pero la palatabilidad es importante, y hay que intentar comer algo. Tomo mi dosis de electrolitos y BCAA’s. Tres minutos y salimos de la carpa de avituallamiento juntos. Bajada por unas escaleras, pista, medio kilómetro y segundo ascenso duro, 850 m de desnivel positivo hasta la Catogne.

Es brutal la pendiente que tiene el sendero, cuesta hasta levantar las piernas para ir progresando, hace calor, el ritmo es lento. Se hace duro.

Hace un rato que se que algo no va bien. Dani no se encuentra bien y se le nota. Vamos subiendo, bajamos el ritmo y Dani tiene que ir haciendo pausas y pararse. Se encuentra mal del estomago y está pálido. Finalmente me confiesa que no está bien (como sino me hubiera dado cuenta), y tenemos que ir haciendo paradas. Me pide que tire solo, a lo que le respondo que no pienso dejarle, nos pararemos todas las veces que haga falta. Y así vamos subiendo, poco a poco, tico, tico.

Nos adelanta mucha gente, pero es lo de menos. No paro de hablarle, de explicarle cosas, de recordarle cosas positivas, le hablo de su perra, le explico que ya queda poco para llegar a la cima (mentira y gorda), pero llega un momento que no se si le ayudo o le estoy agobiando, su cara es un poema. Hay un momento en que pienso que Dani se queda y no puede continuar, pero con mucha fuerza de voluntad, vamos avanzando y llegamos al punto más alto de la Catogne para empezar a llanear y finalmente iniciar el descenso por un camino estrecho entre prados. Estamos a mucha altura y se nota en la vegetación.OCCUTMB14_009

Le grito a Dani, que se ha acabado la subida que ya estamos bajando y poco a poco va recuperando el ritmo. Va lento pero intenta trotar y seguirme el ritmo, bien!! Llegamos a un avituallamiento en mitad del camino, nos toman datos, cargamos bidones, bebemos cocacola a destajo y me tomo mis electrolitos y BCCA’s. Entablamos conversación con una chica catalana, de Lleida, y comenta que vamos muy bien. La verdad es que como no sabemos posiciones, nos es un poco igual, y como Dani no ha estado bien, todo eso ha pasado a otro nivel de importancia. Los Trail Runners no somos ni mejores ni peores, pero lo que nos hace diferentes es la voluntad de seguir adelante cuando las cosas se ponen muy difíciles. Y  una vez más superamos los obstáculos.

Arrancamos, aceleramos, la bajada coge velocidad, Dani está volviendo, no paramos y esto se dispara. Dani empieza a hablar, aceleramos y vamos aumentando la velocidad de una manera asombrosa, bien! Muchos tramos son muy técnicos, rocosos, llenos de raíces, resbaladizos, estrechos, no son nada fáciles pero vamos follados, estamos llegando a Vallorcine y en el último tramo adelantamos un grupo de corredores para llegar a la entrada del pueblo donde el bullicio es tremendo!!! Hay una línea de tren y justo están bajando las barreras y sonando la campana…. No, por favor! Alguien en español nos grita: “No os paréis, tenéis tiempo de sobra”, mirada a lado y lado y cruzamos contrabarrera.OCCUTMB14_007

Entramos al avituallamiento, 33 km. Cargamos agua, bebemos. Yo me como 4-5 gajos de naranja, un trozo de bizcocho de chocolate, mis electrolitos y BCCA’s de rigor. Vamos al lavabo pero nada sucede. Salimos escopeteados.

Dani está “on fire”. Entablamos el sendero hacia el Col de Montets, aquí hay muchos corredores que avanzan caminando. Nosotros trotamos, tico, tico, vamos ascendiendo por un paisaje precioso, con un río a nuestra derecha. Cruzamos prados de un verde intenso, ambientazo de gente animando con cencerros, y al fondo empieza a aparecer el Montblanc blanco y resplandenciente, es increíblemente hermoso. Hace mucho calor, solana tremenda, subimos y subimos,  pero no paramos. Nos acercamos a una carretera importante, la policía corta el tráfico para que la crucemos, hay mucha gente y niños. Subidón, pasamos gritando como locos, levantando los brazos y los bastones y chocando las manos con ellos, y nos responden emocionados gritando! Que maravilla! Que subidón! Gracias!!OCCUTMB14_032

Hemos cambiado de vertiente, ahora quedan las últimas subidas. Esto es duro, hace calor y hay mucho desnivel que salvar aún. Yo a partir de aquí tengo un bajón moral producto de un error de estrategia. En mi mente, ya he hecho las dos subidas fuertes, ahora solo quedan “unos dientes de sierra”. Los cojones! Esto sube y sube y sube, no se acaba nunca. Al cabo de un buen rato, reconozco l’Argentière a mi izquierda en el fondo del valle, vamos muy altos, no debe quedar tanto para que esto empiece a bajar.

Según el GPS quedan aún 10 km para meta, pero según las indicaciones que arrastro de los avituallamientos, deberían ser 7 km. Mis cálculo dicen que toca empezar a bajar ya, pero finalmente nos daremos cuenta de que las indicaciones de los avituallamientos están mal, el GPS va clavado, así que aún nos faltan 3 km. de subida….. se me hace muy duro por no poder asimilar bien que pasa.

Nos remojamos la cabeza en los torrentes que bajan de la montaña. Nos cruzamos la mirada en algunas curvas ascendentes, no hace falta decir nada, la mirada lo dice todo: Aguanta!!! En un momento dado nos sentamos en unas piedras, hay que comer algo pero ya!!! Sacamos de la mochila una bolsa de gominolas (cada uno lleva su dosis). Resultado: 200 gr. de gominolas devoradas en un minuto y medio. Esto se aprende con la experiencia. En este estado de desgaste y alteración gastrointestinal, ya no me entra nada de comida, nada, excepto las gominolas. No pueden faltar en mi mochila!OCCUTMB14_005

Seguimos. Yo no paro de repetirme que no puede faltar mucho para la bajada. Tengo en mente que los últimos 7 km del track, son de bajada, ostia!!! De repente se acaba el bosque, y la visión es apocalíptica. Una pista de piedra suelta, sin camino, a destajo, sube empinada hacia una estación de esquí y se ve a lo lejos la serpiente de caminantes ascendiendo!

Dani me dice: “Carlos venga, que ya lo tenemos, es ahí mismo!”. Me río por no llorar. Gracias Dani, pero no cuela! Control mental, palos, ritmo y para arriba, cuanto antes llegue a la cima, antes se acabará este tramo. Tico, tico, tico…… Parecía que no iba a llegar, pero alcanzamos la cima. Avituallamiento y control de la Flegère. Gente animando, y gente sentada en unas terracitas de bar, zampando, tomando el solete y con cara de felicidad! Yo debo ser gilipollas! Ja ja ja ja!

Entro en la carpa, arraso con tres platitos de patatas fritas, galletitas saladas y tres vasos de cocacola, que sano ¿verdad?, pero me entran y me saben a gloria, y ser capaz de comer algo ya es un milagro, así que pa’l buche! Mi cuerpo reclama sodio, y la sal de las patatas es una fuente sabrosa de sodio. Entablo conversación con la mujer del avituallamiento, ella en francés y yo en inglés, no se como, pero nos entendemos, o eso creo. Nos anima, me ofrece de todo, nos dice que ya viene la bajada y que vamos muy bien…. Les doy gracias por su dedicación!

Salimos y empieza la bajada. Empezamos a correr ladera abajo, de golpe me duele todo, pero intento correr relajando la pelvis y las rodillas, al estilo correr-chi, y a los pocos minutos me estabilizo. Era esperable, el sistema muscular de bajada es diferente al de subida, y tras tanto rato subiendo, estaba “frio”. En cuanto se activa, ya no me duele nada, ha llegado el momento de bajar a destajo.

Al fondo del Valle, entre los árboles, se ve Chamonix. Hay tramos de camino y tramos de trialera técnica. Vamoooooooos!!!!

Adelantamos muchos corredores, este es un punto clave, no podemos parar ahora. Hay torrentes que cruzan el camino, ya pasamos sin miramientos, hace rato que no nos preocupamos de esquivarlos, vamos a muerte! A ratos bajamos a 3:30 min/km, estamos muy locos!!!

Kilómetros y kilómetros, la pista se acaba y aparece una calle asfaltada con casas. Estamos en Chamonix! Es increíble! Vamos avanzando, cruzamos calles. La gente nos da indicaciones, imposible perderse.

Encaramos el paseo del río, que va del pabellón al centro, está vallado y  la gente empieza a acumularse. Aplauden, gritan. Me giro a mi hermano y le digo: Dani, disfruta de este momento porqué estoy seguro de que no lo vamos a olvidar jamás! Llegamos a una de las calles principales, la policía corta el tráfico para que pasemos, cruzamos y hay gente por todos lados, aplaudiendo, gritando, animando, empujando, gritan hasta desde dentro de los coches, algunos tocan el claxon!

OCCUTMB14_026Encaramos la calle peatonal, llena de terrazas abarrotadas de gente animando, se oyen gritos en español, es escandaloso, como si fuéramos alguien famoso, y no somos nadie! Llegamos a la mítica plaza de la estatua de Michel Paccard y Jacques Balmat, un icono tantas veces visto en los vídeos y streamings de otras carreras donde los protagonistas son corredores de élite. Me paro unos segundos, beso la estatua, la gente grita. Encaramos los últimos 200 metros, y al fondo se ve ya el arco de meta…….

Cuándo todo esto arrancó, no sabíamos que podía a suceder. Durante un rato Dani lo pasó mal, hubo momentos en los que parecía que iba a tener que abandonar y yo no hubiera dudado en quedarme con él.  No sabíamos si nos íbamos a separar o progresaríamos juntos…..no sabíamos nada. Pero aquí estamos………

Sin decir nada Dani extiende su mano y nos cogemos, corremos juntos los mejores 200 metros de mi vida en una carrera, y no solo por entrar en esa meta de Chamonix abarrotada de gente, sino por ser tan afortunado de poder hacerlo de la mano de alguien que ya es más que un amigo, un compañero increíble, alguien que me anima a seguir adelante cuando no puedo más y por quien hubiera sacrificado no cruzar esa meta si hubiera hecho falta quedarme con él. En definitiva, un hermano del que ya sería imposible prescindir en mi vida.OCCUTMB14_022

Cruzamos la meta juntos, nos abrazamos, nos  besamos, gritamos eufóricos, la gente de alrededor grita. Es increíble! Escuchamos nuestros nombres por megafonía, aunque no entendemos bien que dicen, suponemos que será bueno, y entonces, sorpresa; En la pantalla vemos que acabamos de entrar compartiendo la posición 289 sobre 1200 corredores!!! Estaba convencido que ya iríamos por la mitad…. Es increíble!!!

De todas formas, la verdad es que eso es lo de menos, cruzar esa meta, aunque hubiera sido en el puesto 1200 tiene mucho mérito y es un lujo para un modesto trail runner como yo!

Tras recuperarnos un poco y disfrutar de ese momento, salimos del arco. Nos sentamos en un bordillo de piedra en mitad de la plaza abarrotada de gente, corredores, voluntarios… y sentado junto a Dani, tras un largo silencio, nos miramos y me pongo a llorar.

Sin mediar palabra nos abrazamos y disfrutamos de este momento increíble tirados en la “soledad” de una acera de Chamonix……¿Que más se puede pedir?

OCCUTMB14_006

LONG TRAIL BCN 14 (69 KM). Crónica de la carrera

Cabecera Finisher LTBCNSábado 26 de abril. Las 4:30 de la mañana y desayunando, un ritual habitual para ingerir el potente desayuno que mi cuerpo requiere hoy. El pobre no sabe bien lo que le espera, aún no se lo he explicado, sino no viene conmigo. Además llevo tres días incubando faringitis, y no me encuentro del todo fino. Una lástima, pero es lo que hay.LONGTRAILBCN14

Las 5:30, encuentro con mis compañeros de equipo en Vallirana y nos vamos a Begues. Hay nervios, la verdad, se masca en el ambiente, pero hay muchas ganas! De vez en cuando alguien pregunta “¿Qué necesidad tengo yo de todo esto?”, ja ja ja, pero todos sabemos que estamos desando que arranque de una vez!

En Begues nos encontramos con gente del equipo correCATagafo, Edu, Pedro, Tato, Alberto, Franchu… Nos conocemos de una salida que hicimos juntos a Montserrat, pero parece que hayamos corrido media vida juntos, que ilusión verlos de nuevo! Abrazos, saludos, alegría, fotos, que grandes todos!

Las diferentes carreras salen escalonadas. Primero saldrá la ultra, dónde corren Dani y su Padre. Se posicionan en salida. Dani nos da un abrazo y dos besos, esto arranca y no va a ser fácil! Las 7:00 y arranca la ultra, con un grupo de Pros delante, y el resto de Pros detrás, porque hay que ser muy Pro para tomar esta salida! Vamoooooos!

Cesar y yo nos cambiamos y seguimos el mismo protocolo, a la línea de salida, revisión de material y venga que quedan pocos minutos para las 8. Llevo días diciéndole a Cesar que él siga su ritmo, que si tiene ganas de apretar que marche y no se adapte a mi ritmo, esto es muy largo y yo se que correré solo mucho rato y así debe ser! Bien, suena el disparo de salida y Cesar sale volando, no hemos corrido ni 10 metros juntos, ja ja ja! Así me gusta, que me hagas caso leche!LONGTRAILBCN14

Esto ha arrancado, y vamos saliendo de Begues hacia el Garraf, voy charlando con Pedro. Me escapo en la primera escalada, a ver si tuviera la suerte de pillar a Cesar (cosa que no pasará nunca), subo muy bien, muy cómodo. Ya hay gente caminando.

Llego arriba y al fondo se vislumbra el mar encendido por el sol anaranjado que marca el inicio del nuevo día que nos viene por delante, una maravilla que llena el espíritu, aunque es cierto que, para nosotros, hace muchas horas ya que empezó el día. Bajamos por unos senderos, voy siguiendo a un corredor por un sendero estrecho que va en la dirección aecuada, pero de repente el camino se va cerrando de vegetación y se pierde, nos paramos, nos miramos y decidimos que no puede ser por allí. Retrocedemos, y si, nos hemos perdido, al fondo se ve de nuevo la fila de corredores pasando por otro sitio! Grrrr! Bueno, sirve para volver a engancharme con Pedro y Tato y seguimos charlando. Recuerdo alguna propuesta para ir a una piscina este verano, ¿Ehhh Pedro?LONGTRAILBCN14

Este tramo, es un sendero que va bordeando el macizo y se mantiene bastante a cota, con lo que es agradable y rápido. Pero todo lo bueno se acaba, empieza a subir a saco y toca trepar, hay que llegar al GR. A partir de aquí progresa la ascensión hacia la Morella. El senderito relativamente cómodo, se convierte en un caminito de piedras y agujas de lapiaz calizo jurásico afiladas donde hay que vigilar como y dónde se pisa porque es delicado, al menos para mí, que no llevo apenas amortiguación en el calzado. Corro a buen ritmo, todo este primer tramo según el track de la ultra lo corrí a unos 5:50 min/km.

Llegamos a la Morella y escucho como le dicen a la chica que llevo delante que va la segunda! Genial, me engancharé a ella todo lo que pueda, aunque es un decir, porque aunque por todo el tramo de bajada en pista que viene ahora, nos vamos mutuamente adelantando, e incluso charlando a ratos, en pocos kilómetros me deja tirao y se pira! Ja ja ja, menudo maquinón!

Fin de la pista descendente, torrente seco de pedruscos sueltos, un masaje de ensueño para mis pies, vamoooooos! Empiezo a charlar con un corredor que me explica que no ha podido correr la Ultra porque ha llegado un minuto tarde y no le han dejado tomar la salida! Así que está haciendo la Long con dorsal de la Ultra! Vamos charlando, su futuro reto es Emmona, allí nos veremos entonces! Llegamos al avituallamiento y relleno de agua los bidones, cojo cuatro gominolas y me como un gel, el ambiente es genial! Empiezo a hacer cálculos sobre el volumen de agua y los CH ingeridos hasta el momento, vamos según lo previsto.

No me entretengo, empieza una subidita técnica muy guapa! Cruzamos la pista que va de Begues a la Plana Novella y empieza la escalada a las Burrigues, una buena subida que conozco bien y donde voy adelantando gente. Corro-camino, hago lo que puedo, pero voy rápido, no me puedo quejar! Esta subida se las trae pero llego al Coll de Solius. Aquí se bifurcan algunas carreras. Nosotros seguimos a la izquierda por un caminito muy estrecho y pedregoso que va dejando el Pic de Solius a la izquierda. Nos volvemos a perder tres corredores trepando por unas rocas de lapiaz y tenemos que retroceder de nuevo hasta el camino! Venga a perder minutos y sumar kilómetros, como si no hubiera suficientes…..OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En este tramo, la gente ya va más dispersa, es fácil ir con uno o dos corredores y poco más, y eso si no se te escapan. Me he vuelto a enganchar al corredor de la Ultra que corre la Long, me va muy bien porque el tío es fuerte y lleva un buen ritmo, de hecho lo acabaré perdiendo más adelante, pero bueno! Bajamos a saco a un torrente y toca volver a subir hasta las ruinas de la Masía de Jaques. Esta zona es brutalmente mística, árida, seca, abandonada, perdida de la mano de Dios. Tiene mucho encanto.

Ruinas de la Masía de Jaques superadas y bajada a toda velocidad hasta el siguiente avituallamiento ubicado en el Corral Nou, a tocar de la Plana Novella. Miro el reloj, llevo 21 km., un medio maratón, y un total de 2 horas 10 minutos de tiempo! No está nada pero que nada mal! Recargo bidones, bebo algo y me marcho rápidamente. AhoLONGTRAILBCN14ra el camino sigue por un torrente pedregoso que pasa junto a Vallgrasa.

Me engancho a dos corredores que llevan buen ritmo, vamos solos todo el rato. De repente uno se cae de morros, y no me extraña con este terreno tan inestable, pero no se hace nada y seguimos. Empezamos a charlar durante un buen rato, aunque siempre le veo de espaldas porque voy detrás. De repente de gira, y sorpresa, resulta que nos conocemos, estudiamos juntos en la Facultad hace ya unos cuantos años! Ja ja ja ja, que pequeño es el mundo.

Esto mola mucho de las carreras, hablas y pasas ratos con mucha gente a la que a menudo no le ves la cara, y en la mayoría de casos nunca sabrás como se llaman, pero ahí estás, charlando y apoyándote mutuamente en la adversidad! En el trail, la mayoría de la gente cuando nos adelantamos nos animamos mutuamente, en pocos deportes pasa eso.

Dejamos atrás el fondo de Vallgrassa y viene una subida tremenda por el pedregal hasta llegar a la carretera por donde toca correr unos cuantos kilómetros. Estos kilómetros de asfalto son duros, ya se ve el mar y se intuye la playa del Garraf, próximo avituallamiento. Por suerte se acaba el asfalto y esquivar coches, y el trayecto se desvía por un sendero y finalmente una pista que desciende hacia la playa de Garraf bordeando una cantera de roca caliza.

En este tramo de asfalto me viene un bajón, y aunque no paro, tengo que bajar el ritmo, algo me pasa, no me encuentro bien, supogo que la faringitis tiene algo que ver, porque iba muy bien y de repente mareos y nauseas no son normales. En este Tramo me alcanzan Pedro y Tato, van como motos, compartimos un rato, pero acaban tirando y desaparecen.LONGTRAILBCN14

Saco una bolsa de gominolas de mi mochila y empiezo a devorarlas, parece que me ayudan algo a seguir tirando. Llegamos a la carretera del Garraf, paso subterráneo y si…. Ahí está la playa del Garraf! Habíamos estimado llegar entre las 12:00 y las 12:30 y son las 11:50, bieeeen!

Veo a Guillermo y su hijo que están haciendo fotos y esperando ilusionados! Yo si que tenía gana de verlos! Nos abrazamos y por fin, puedo parar unos minutos. Me ayudan en todo, me rellenan de vitargo los bidones, me bebo mi bebida de CH, me recargan la bolsa de gominolas que me acabo de zampar, me tomo mi dosis de electrolitos, mis BCAA’s y me como un sándwich de pavo que tengo preparado aunque me cuesta horrores comérmelo.

Me cambio la ropa, camiseta y calcetines y me pongo desodorante. Si, seguramente pueda parecer absurdo, pero te sientes limpio y es como si volvieras a empezar je je je.

Pregunto por Cesar, y me comenta que hace 10 minutos que se ha ido y Dani hace mas de una hora e iba bien! Genial!

Me quedaría aquí tomando el sol, pero toca irse y cuanto antes mejor porque enfriarse es lo peor que te puede pasar! Me marcho, arranco por la playa, hay que cruzar el arenal de punta a punta y pasar a pocos metros de gente que está ubicando sus toallas. Me siento un poco Friki, la verdad.LONGTRAILBCN14

Escaleras de la estación de tren y encaro la subida por la cantera de Garraf hacia el macizo. Ahora viene una subida que se me hace interminable y no voy bien, todo hace estragos y me siento mareado todo el rato, y con unas nauseas constantes que me durarán todo el día, incluso acabada la carrera. Pero bueno, no paro, voy con los bastones y cojo ritmillo. Cima, pista con llaneo y me engancho a otro corredor con el que voy charlando. Por suerte el cielo se ha ido tapando y no pega la solana porque sería para morirse. Caminos y caminos, algunos muy desolados, en algunos tramos voy solo, pero soy feliz, sino fuera por todas las molestias, nauseas, tos perruna y demás, seria algo mas feliz, seguro pero estar aquí ya es una suerte, supongo… ja ja ja.

Este tramo es un poco pesado, pero por fin llegamos al avituallamiento de la ermita de la Salud. Llego charlando con otro corredor. Bebida, recarga bidones, dos trozos de naranja, unas chicas muy simpáticas en el avituallamiento y venga, porque como me pare mucho, me quedo. Ahora viene una subida que se las trae, sigo con el corredor que he conocido antes. Iniciamos una conversación sobre el entrenamiento personal y de temas de training, está interesado en formarse y le doy mi opinión. Se me hace ameno este trozo. Siguiente tramo, avituallamiento cuyo nombre no recuerdo, pero conocido como el de la bebida azul, el powernoseque, ja ja ja.

A mi ya me es igual todo, me tomo dos vasos y me zampo cuatro gominolas de mi mochila. Tengo que luchar todo el rato con la sensación constante de que todo lo que coma lo voy a vomitar inmediatamente, pero por suerte no sucede nunca y la comida se queda dentro aunque es desagradable. Me quedan unos 20 km para llegar a la meta. Casi nada, un medio Marathon. Que rápido se habla de distancias cuando estás inmerso en una batalla así, un medio Maratón, después llevar encima casi 50 km. Pues menos rollo y vamos allá.LONGTRAILBCN14

Caminos estrechos, algo técnicos con mucha roca afilada y suelta, pero muy bonitos la verdad! A mi me duelen ya bastante los pies y las rodillas. He sufrido bastante con las piedras y el calzado minimal, y ya no piso bien desde hace rato, estoy talonando y soy consciente de ello, pero cuando intento pisar de antepie lo tengo tan castigado que no puedo, con lo cual al final esto es un “corre como puedas”. Resultado: Me duelen las rodillas.

Llegamos al siguiente avituallamiento y aún sin ganas me zampo un bocata de nocilla. Conteniendo mi cuerpo para no vomitarlo, necesito meterle alimento. Llevo rato sin comer y no puede ir bien de ninguna manera. Ni vitargos, ni geles, ni estrategias nutricionales prediseñadas. Hemos llegado a la fase “haz lo que puedas, pero come algo hijo”.

Llegó el momento, la temible subida final, la subida a la Mola. Voy mas solo que un buho, la verdad es que estoy en un punto donde las bajadas y el llano me van peor por las rodillas, que las subidas. Así que al final, este subidón me va muy bien, porque puedo caminar rápido-trotar y avanzo a buen ritmo. Voy dejando algunos corredores que están sentados al borde del sendero. Llego a la cima y veo la Plana Novella, me ubico muy bien en esta zona, y se que me quedan aún 10 km hasta Begues, que rápido se dice….

Bajada técnica, donde mis rodillas me plantean que porque no lo dejamos ya por hoy. Pero eso no va a pasar. Con cierto suplicio llego al avituallamiento dels Casals, aplausos de los voluntarios, muchas gracias! Bebo, y ahora una pista me tiene que llevar en 5 km hasta la meta.  Voy avanzando, me suena el Mobil, ha estado todo el camino apagado, pero lo encendí hace un rato. Es Cesar, que me pregunta como me va y donde estoy, le digo que a tres kilómetros de meta y me da ánimos, me está esperando! También me llama Guillermo para ver como me va, él está en Torrelles esperando a que pase Dani que ya está en el bucle de la ultra.LONGTRAILBCN14

Solo 3 Km donde el control mental se hace indispensable porque cada paso cuesta ya bastante, sigo mareado, me siento débil y con el cuello ardiendo. Entro en Begues, un cartel me avisa que estoy a un kilómetro de la meta. ¿Lloro o me río? Ahora si, rodillas preparaos porque este último kilómetro lo voy a correr íntegro por mis “c”. Recojo los bastones, y empiezo a adelantar corredores que van caminando, quiero entrar corriendo y no solo en el tramito final, quiero cruzar Begues entero corriendo, sin trotar, hay gente por las calles que te animan y gritan, te informan que solo te quedan 800 metros, 500 metros, 200m, el túnel final, subidón, giro de 90 grados a la derecha y ahí están los últimos 40 metros!

Ha sido duro, muy duro, 10 horas y 54 minutos, ha sido una batalla física y mental para transitar los 69 km, seguir adelante siempre y no redirse, y por fin ahí está la meta. Ahora si, sonrío feliz y levanto los brazos con emoción. Oigo a Cesar gritar como un loco, ahí está mi compañero de equipo feliz de verme llegar. Nos abrazamos, me llama campeón y yo respondo “que duro ha sido”, ja ja ja ja!

Aparecen Pedro y Tato, hace un rato que llegaron, saludos, abrazos y comentar la jugada! Avituallamiento, bebo algo pero no me entra apenas nada. A partir de ahora vienen unas horas de recomposición en las que el mareo y las nauseas no se me van a pasar durante bastantes horas. De hecho la semana siguiente termino de incubar una faringitis de caballo. Con las defensas destruidas soy pasto de los virus, pero que más da eso. Lo he conseguido!

Si habéis llegado hasta aquí, os doy las gracias por leerme. Compartir una crónica implica revivir las emociones, los dolores, las sensaciones, todos los amigos y compañeros, recordar a las personas anónimas con las que hablé durante horas y en las que me apoyé durante el camino, gente a la que facilité electrolitos o un gel porque lo necesitaban y no tenían, visualizar las diferentes horas del día y mi avance descontando kilómetros, y la verdad es que me emociono solo de hacerlo, así que gracias por dedicar unos minutos a leerme.

Recuerdo los momentos más duros en el que me plantee que iba a volver a correr Rita la cantaora, ja ja ja ja, que iluso! Solo me duró unos minutos! En breve a la MIM de Castellón!

Gracias a los compañeros y amigos, a Guillermo por su apoyo incondicional, y a los voluntarios por su apoyo y dedicación!!

Crónica de un Entrenamiento de Ultra-resistencia (80 Km)

Clipboard02

Este fin de semana el Equipo ANEF Running, realizamos un entrenamiento de trail running con un objetivo claro, acumular un buen kilometraje en las piernas (~ 80 km).

El entreno forma parte de todo el plan de trabajo que lleva varias semanas en desarrollo, dónde a parte de las tiradas cortas de calidad, el entrenamiento cruzado, el trabajo de fuerza específica en gimnasio y tiradas largas de 40-50 km, era necesario incorporar una tirada extra-larga que permitiese no solo acumular km, sino probar material, nutrición, equipo y estrategia.DSC_0152

Todo ello con un fin: preparar bien algunos de los compromisos importantes del calendario, de los cuales, los mas cercanos son: La Ultra (104 km) y Long Trail (69 Km) de BCN y la MIM (63 Km) de Castellón.

Para ello escogimos el Parque natural del Garraf, un paisaje especialmente bello al lado de casa y por dónde se desarrollarán la Ultra de BCN y la Long Trail BCN.

Arranca el día despejado, son las 6 de la mañana. Empezamos comiendo el desayuno preparado y calculado para aportar la cantidad de CH de bajo IG y la dosis necesaria de Electrolitos. A las 7:25 nos encontramos en Vallirana, mi pueblo, y nos preparamos para salir a las 8:00 des de la zona del Mas de les Fonts en dirección a Olesa de Bonesvalls. Empezamos subiendo, para alcanzar y cruzar la meseta del Pla d’Ardenya y el Pla de Sot d’Òssos,  a un ritmo quizá demasiado alto para mi, yo necesito siempre un tiempo para adaptarme y que mis rodillas se calienten, y mis compañeros me llevan un poco fuerte para mi gusto, pero aguanto y tiro. Vamos en dirección a Olesa de Bonesvalls por unas pistas muy  pedregosas que masajean a gusto los pies calzados con zapatillas minimal.

DSC_0149

Llegamos a Olesa de Bonesvalls, re-cargamos agua en la fuente y tomamos una pista que arranca de la zona norte del pueblo en dirección a Avinyonet del Penedès. Subimos por pistas boscosas, hay mucha roca suelta, demasiada y los pies sufren. Pasamos por campos de cultivo de terra-rossa, pequeños oasis en este paisaje cárstico seco, trialeras rocosas, un paisaje típico del Garraf cárstico. Los almendros están en flor y la primavera está estallando en todo su esplendor por todos los rincones.  Estamos cerca de Olivella, paramos unos minutos para comer en unas rocas junto al sendero, bocadillo de pavo, algún dulce y fruta deshidratada, dosis de electrolitos y BCAA’s. Seguimos corriendo y empezamos a escalar pistas hacia el Garraf más cárstico y seco, dejando a nuestras espaldas los bosques del Ordal.

El lapiaz de roca blanca desnuda empieza a dominar el paisaje, un desierto de roca caliza jurásica desgarrada por el efecto del agua acidificada al deslizarse sobre su superficie.DSC_0131

El Equipo está muy animado, vamos muy bien, las sensaciones son buenas, aunque Cesar tiene molestias gastrointestinales que mas adelante le obligarán a tomar una decisión muy sabia.

Vamos avanzando, el sol calienta y nos avisa que el buen tiempo primaveral parece que ya se está instalando, y de paso nos achicharra los brazos. El romero en flor inunda los márgenes de los caminos y también los recodos con algo de arcilla de los campos de lapiaz. Le acompañan el margalló, el tomillo, el lentisclo y algún otro arbusto, que son la flora clásica de este paisaje. Se empieza a ver el mar a lo lejos, nos vamos acercando a Sitges. Vamos a toda castaña, ritmos de 4:30-5:00 min/km.

Cuesta pero acabamos llegando a Sitges dónde cargamos agua, reponemos bebida de CH con electrolitos y hacemos una pequeña parada para comer otro bocadillo de pavo, fruta deshidratada, alguna gominola y un refresco que nos sienta de muerte. Cesar comunica que él se queda aquí. Molestias gastrointestinales que arrastra desde mediados de semana no le dejan tranquilo y decide obedecer a su cuerpo y retirarse. Nos sabe muy mal, pero estábamos esperando este momento, nos conocemos bastante y no es necesario insistir ni convencer a nadie, si él toma esa decisión, no hay nada mas que decir mas que animarle y desear que se mejore. Poca broma, llevamos más de 40 km, ya es un buen entreno por si solo.DSC_0159

Seguimos mi compañero Dani y yo, vamos allá. Salimos de Sitges trepando por la Urbanización Quint Mar, pero nos perdemos en varios tramos y damos una vuelta importante que nos obliga ademas a meternos por zonas pedregosas un poco delicadas. Finalmente encontramos la pista junto a unas cuadras de caballos y ya estamos en la ruta de la UTBCN del año pasado. Un fondo de torrente precioso, verde, con una vegetación exuberante hace nuestras delicias. Vamos corriendo todo el rato, solo caminamos en las subidas muy fuertes ayudados de los bastones.

Nos perdemos en múltiples ocasiones pero siempre acabamos encontrando el camino. Vamos en dirección a la Plana Novella, el templo budista que hay en el centro del parque natural.  Son las 17:30, llevamos 58 km, y aun nos quedan por delante cerca de 22 km, algo mas de un medio maratón, pero la sensación que tenemos es que ya estamos llegando…. es curiosa la gestión de la distancia y el tiempo cuando eres consciente de lo que te queda y no hay nada que hacer. El sol va cayendo, sabemos que llegaremos a Begues con las últimas luces del día y que la subida al Pla d’Ardenya para cruzar el macizo y bajar a Vallirana la haremos de noche. Pero no importa nada, somos extremadamente felices.

DSC_0161

Avanzamos por la pista dirección Begues y el frío empieza a aparecer, nos abrigamos, comemos algo rápido, un bollo, fruta seca, electrolitos y BCAA’s, media hora antes cayó un gel con agua. Seguimos trotando. Llegamos a Begues con las primeras farolas encendidas y el sol que se ha ido suave y discretamente dejando un cielo enrojecido despidiéndose de nosotros. Después de horas sin cobertura podemos enviarle un mensaje a César, y decirle que ya estamos en Begues. Se hace de noche en el casco viejo. La gente, bien vestida, disfruta tomando algo tras la cristalera de un bar, se les ve cómodos y felices. No les envidiamos lo más mínimo.

Un chico nos para en el centro del pueblo y nos pregunta si estamos entrenando para la Ultra, le respondemos que si y le explicamos la ruta y el kilometraje que llevamos encima. Pone cara de sorpresa y nos ayuda con la información para enganchar la pista que tenemos que coger, ya que el enlace no lo tenemos claro.

Seguimos, dejamos atrás las últimas farolas de Begues, nos quedamos a oscuras y pillamos la pista que sube a Ardenya, la luna es ahora nuestro frontal y se ve sin necesidad de nada mas. Begues va quedando a nuestra espalda, su murmullo languidece, y sus luces brillantes en el fondo del valle se van difuminando por la niebla de inversión térmica y una temperatura de 6ºC, solo el sonido de los bastones, sincronizados con nuestra respiración, golpeando el suelo, rompen el silencio de la noche. Oigo la respiración de Dani en cada paso y me ayuda a concentrarme. Silencio. Llegamos al altiplano, cruzamos varios kilómetros del espeso bosque de Ardenya, dónde la luna no puede apenas penetrar y casi no se ve nada, pero ya estoy en casa, es terreno conocido, podría hacerlo con los ojos cerrados, ya nada importa, estamos llegando al coche y van a caer los 80 km!DSC_0170

Por fin llegamos al destino, Dani grita, yo humedezco los ojos y los dos nos abrazamos muy fuerte con una gran emoción. Ha sido una pasada, una experiencia increíble, una pasión hecha realidad y que te hace olvidar los dolores. Ahora toca celebrarlo y la mejor manera es irnos a casa y cenar juntos un buen platazo de arroz tras una ducha ultra-reparadora!

Muy contentos por como se desarrolló el entreno, las sensaciones, el comportamiento del material y la eficacia de las estrategias nutricionales y tenemos material para analizar y mejorar en próximas jornadas. Pero sobretodo, orgulloso del equipo humano que formamos que está por encima de todo! Gracias Ekipo!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mitja Marató de Granollers 2014. Crónica de la carrera.

banner

Hay quien me ha dicho que espera con ansías mi crónica de la Mitja Marató de Granollers. Gracias por vuestra pasión, celebro que mis crónicas gusten a alguien, aunque solo sea a una persona, pero la verdad….. Yo empecé a dejar el asfalto hace un tiempo y hoy en día la montaña es mi verdadera razón de correr. No se como acabé inscrito en una carrera de asfalto este año, bueno si lo se, pero vamos a dejarlo…..

Mi crónica podría ser algo así como: Escuché el tiro de salida, corrí todo lo que pude y llegué a la meta 1 hora y 37 minutos más tarde, hasta aquí mi crónica.

Podría, pero en el fondo, si lo hiciera sería injusto. Aunque no haya montañas, cimas, trialeras de ensueño, bosques y caminos embarrados o polvorientos, desniveles imposibles y momentos mágicos, la Mitja de Granollers es una de las grandes del calendario, tiene su encanto y ha habido momentos importantes de superación, meditación y concentración para poder llegar al final con un tiempo bastante bueno. Así que voy a explicaros como me ha ido.

Llegamos a Granollers y tras el caos de vehículos y una cuantas vueltas para encontrar aparcamiento, conseguimos colocar el coche y ponernos en marcha. Cogemos las cosas y nos vamos al pabellón donde podremos cambiarnos y prepararnos. Hace un frío que pela. Que duro va a ser salir en pantalón corto, pero ya sabemos lo que pasa, que luego te achicharras y te arrepientes, así que es lo que hay! DSC_0001

Llegamos al pabellón. Nos cambiamos y vamos la  típica cola del lavabo, ambiente runner le llaman….hay que reducir el peso antes de correr. Con testa fase finalizada, salimos a la calle con nuestra flamante equipación de ANEF que es súper cómoda (Gracias ANEF!!!!!) y empieza el calentamiento. Hoy toca hacerlo a conciencia porqué el asfalto va a ser duro, vamos con minimals, no es lo nuestro y hace frío. Trotamos, movimientos articulares y estiramientos muy cortos y dinámicos, todo bien pensado. La verdad es que hoy me ha ido muy bien dedicarle un poco mas de tiempo de lo habitual a esta fase. Después lo he notado mucho!

Vamos al cajón. Mis compañeros se van al cajón de delante, yo me quedo en el azul puesto que mi última marca de medio maratón es de hace un año y me dolió mucho la rodilla hasta casi el abandono, así que el tiempo que tenia para acreditar no era gran cosa. No pasa nada, aquí espero ir adelantando poco a poco. DSC_0003

Me agobio. Faltan 10 minutos para salir, y no estoy centrado, lo intento, pero no lo consigo. ¿Qué hago aquí? ¿Quiero correr? ¿Qué me espera? No entiendo nada! Momento de bajón pre-salida. Me va muy bien conocer los recorridos de las carreras, y esta es totalmente nueva para mi…. No se que es lo que viene, solo se que asciende unos 130 m de desnivel en los primeros 10 km y luego se supone que baja, pero no es exactamente así. Bueno, lo es pero a trompicones. Sigo agobiado, faltan unos minutos y cometo sacrilegio, hecho mano de ayudas ergogénicas, si! Me pongo música para superar lo que viene por delante. Hace mucho mucho tiempo que ya no escucho música cuando corro, ni en carreras ni en los entrenos. No me hace falta, prefiero escuchar mi cuerpo y mi entorno, es mil veces más interesante y útil.

Suena el disparo de salida y esto arranca. Venga, a mover las patas y no pares! Empiezo a correr, el ambiente es tremendo y la gente anima. Tal y como pensaba voy adelantando gente y adelantando. Al fin y al cabo he salido del cajón de 1:50/2:00horas y he acabado con 1:37. Al final de la carrera iba rodeado de dorsales verdes, que salieron 10 minutos antes que yo! Salimos de Granollers y vamos tirando por calles. Se ven algunos corredores que abandonan… pero si solo van 2 km ¿? No se que les habrá pasado, quizá no calentaron bien… Pasamos por un polígono un poco feo. Voy adelantando.

Avituallamiento de 5 km, el ritmo es bueno, entre 4:00 y 4:20 min/km. Al fondo se ve el imponente Montseny nevado, me lo miro, está precioso, fijo la mirada en su cumbre hermosa, casi lo escucho como habla y me dice “Pero piltrafilla, ¿que haces ahí? Ven a correr por mis senderos nevados, mi hayedo, mis torrentes helados…..” Ayy!! No hagas esto mas difícil!

La cosa sube y pasamos algunos caminos y paisajes mas bonitos de masías, el río muy bonito y el paisaje muy muy verde! Menos mal, esto me gusta más, aunque siga pisando asfalto cochinero…

Kilómetro 8, me quito la música. Me doy cuenta que no la estoy escuchando, aun y la música de fondo,  tomo conciencia que estoy pendiente de mi cuerpo, menos mal! Llego muy bien al km 10, a punto de entrar en la Garriga, me quito la camiseta larga y  respiro profundamente. Avituallamiento, bebo agua, me tomo un gel y la dosis de electrolitos. Elazamos una calle de adoquines y cruzamos el centro de la Garriga con un ambiente tremendo! Gracias a la gente por estar ahí! Nunca me cansaré de decirlo!

Vuelta, acabamos de cruzar el ecuador de la carrera y bajamos por una rambla de arena en el tramo central, que a gusto se corre por aquí! Cojo los 3:40 / 4:00 min/km. Las rodillas van como nunca, sin una sola molestia.

Hay momentos de fatiga y psicológicamente duros, quedan 7 km y los gemelos van cargados, aunque no hay indicios de rampas y las rodillas están impecables, esto es la transición a las minimal que aun no ha acabado y los gemelos se sobrecargan mucho aun! Me cojo con la mano derecha el Mala que llevo en el cuello (un collar nepalí de cuentas de madera de sándalo que nos regaló a Dani y a mi,  el compañero César) mientras trato de concentrar toda la energía del Universo mundial sobre mi cuerpo! No se si eso será legal, pero bueno, de momento no he leído nada al respecto en las listas de productos dopantes, ja ja ja.

DSC_0002

Venga que Granollers se acerca, el ambiente va en aumento y hay gente en casi todo el recorrido de aquí hasta el final. Kilómetro 16,  yo sigo haciendo cálculos mentales, km, velocidades, tiempos, es mi manera de meditar mientras corro, las matemáticas. Nunca lo he contado, pero en las carreras acostumbro a dividir los tramos por intensidades, pendientes, tiempos, velocidades, pulsaciones y estoy haciendo cálculos casi todo el rato. Soy de ciencias. Supongo que es una forma de meditación matemática. Hecho mano del Mala, creo que Tibet está ya saturado de tantas llamadas. Quedan 4 Km, mis números me indican que llegaré por debajo de 1:40 y entorno 1:38, es un buen tiempo para lo que me había propuesto pero toca apretar lo que se pueda y aun y la sobrecarga de gemelos y un flato amargante que lleva ya algunos kilómetros incordiando, voy muy bien a nivel cardio y energía!

La recta final se acerca, la gente anima, algunos leen tu nombre en el dorsal y te animan de forma nominal y los niños extienden sus manos para que choques con ellos! Comparto con ellos ese placer de recibir su felicidad! El GPS me indica que solo queda un kilómetro y ahora si, es igual lo que duela y como estemos, es igual lo que digan desde el Tibet y si el Mala está sincronizado con el Universo o no! O aprieto, o aprieto, se acabó!

Empiezo a adelantar corredores, uno tras otro, a acelerar. Quedan 500 metros, no acaba nunca, que lejos se ve el arco de llegada y como molesta el flato, pero no paro, total, ya estamos inmersos en la vorágine, corro, corro, corro! Llega, llega, llega……. Llegó! Cruzo el arco y el reloj marca 1 hora 37 minutos! Para mi es un tiempazo que me hace muy feliz y más cuando mi nivel de entreno de los últimos meses ha sido justillo por culpa de las lesiones! DSC_0006

La  experiencia es genial, sobretodo porqué es mi mejor tiempo en una carrera así,  y porque indica que aun y mi bajo nivel de entreno, la cosa no está nada mal y al final lo hemos pasado bien, pero……no, esto no es lo mío. Y no es pedantería, lo juro. He salido del túnel muy feliz, pero me han faltado algunas sensaciones al cruzar la meta, era como algo que tocaba hacer. Hace tres semanas en la Trail Cinc Cims, con sus 26,6 Km. y 1300 m desnivel positivo, crucé la meta y me derrumbé en lágrimas! Que queréis que le haga… la conexión con la tierra requiere que no haya intermediarios por medio, y el asfalto es un buen  aislante.

Localizo a mi equipo, Dani ha llegado en 1:33 y Cesar en 1:26, joder que cracks!

Vamos a comer algo, a charlar, a reír, este momento es el mejor de cualquier carrera, gracias ekipooooo. A comentar nuestros proyectos futuros. Casualmente, ninguno de ellos contempla el asfalto…. ¿Porque será?

Gracias a la organización por la gestión de un evento con 20.000 corredores de forma tan impecable! Gracias Granollers por vuestra acogida y ambientazo! Gracias Ekipo por ser como sois y quererme con vosotros! Gracias ANEF por tu apoyo y confianza!

CINC CIMS 2014. Crónica de la carrera

Cinc Cims

Ya está, ya llegó la primera carrera del año, y la primera después de 5 meses sin participar en una por culpa de una lesión en el tendón rotuliano. Además, durante estos cinco meses de baja, he aprovechado para cambiar mi calzado habitual a un calzado minimal, ha sido duro, de hecho la transición aun no ha acabado. Por todo ello, la Cinc Cims tiene para mi un significado especial, no solo se desarrolla en el entorno de mi casa, en los picachos, trialeras y senderos que conozco al dedillo y por los que disfruto corriendo cada semana, para mi es una prueba de fuego después de cinco meses, que me niego a catalogar de oscuros, porque creo que los he aprovechado para crecer y evolucionar, pero desde el punto de vista de la actividad, si, algo oscuros (dejémoslo en gris).

Llueve. Es sábado noche y se pone a llover, llueve durante la madrugada y llueve cuando me levanto a las 6:20. No puede ser, no podía llover, debía hacer sol, ¿pero y esto? Es una putada, estará todo embarrado y eso si no sigue lloviendo con los inconvenientes que eso supone. Pero, es igual nada arruinará el día!

Desayuno, mis habituales tostadas de pan con mantequilla y mermelada de los días de carrera, pero poco mas, habitualmente me tomaría, además un buen tazón de avena con leche, pero no me entra, ni tan siquiera me acabo el pan con mermelada…… es un problema, hay que comer bien y sino lo notaré, pero el cuerpo no quiere y no quiere. Siempre hay nervios antes de una carrera, pero para mi esta es algo más que una carrera, solo quiero acabarla y demostrarme que los días “grises” han pasado a la historia. Hace semanas que, esperando el momento, me he planteado objetivos progresivos:

  •    El primero poder correrla, hace tan solo un mes no estaba seguro de poder hacerlo.
  •    El segundo era acabarla, sería genial.
  •    El tercero bajar de las 3 horas.
  •    Y el cuarto, hacerla en 2:45.

 He conseguido los tres primeros ¿Qué más puedo pedir? Sí claro, el cuarto, pero eso ya es secundario y me lo apunto para el año que viene! 1609607_671908799514969_1980370008_n

Llego a Corbera, aparco, envío mensaje a Dani, “donde estás”, respuesta “A tu lado” levanto vista del móvil y coño, por poco me come! Que sincronización, joder! Primera alegría del día, Dani y yo ya estamos juntos, la felicidad fluye. Falta Cesar, mensaje “Donde estás”, acabo de aparcar y voy a la salida”. En dos minutos ya estábamos los tres! Genial, solo por eso ya vale la pena venir.  Recogida de dorsales, camiseta de manga larga muy guapa, con un dibujo de una columna vertebral y sus vertebrillas! Nos encanta! Vamos a tomar algo, y como no, orgía de dudas, ¿Y tu que te pones? ¿Pantalón corto o largo? ¿Camiseta corta, larga, manguitos?, es igual, escoja lo que escoja, me arrepentiré en el primer kilómetro….

Desayunamos un poco, y nos cambiamos en un banco, llegó el momento de decidir, finalmente saldré con pantalón corto, camiseta corta ANEF (en breve estrenaremos equipación nueva), y manguitos. Un buff me tapará el cuello y un mini-cinturón de hidratación con dos botellines me permitirán no depender de los avituallamientos y llevar dos geles. Cesar no puede correr, está con gripe y fiebre, pero se ha pegado el madrugón para venir a estar con nosotros, es una suerte tener un compañero así! Se queda con las bolsas, se encarga de hacer fotos y de hacer este momento mas fácil y tranquilo. Gracias por estar ahí!
1450088_671909952848187_2016106212_n

Nos ponemos en salida, en primera fila, como debe ser. Aun y no saber a dónde llegaré, hay que creer en ello, y salir siempre a tope! Los músicos de Mais Ke Samba, tocan instrumentos de percusión y animan el cotarro, que buenos son joder!  3,2,1…

Salimos a tope, directamente en ascenso durillo, por asfalto hasta el casco viejo de Corbera, buen ritmo. Dejamos la carretera por una pista llana, permite recuperar fondo, escaleras de piedra (¿echamos unas series?), Castillo de Corbera, cruzamos la cima y pasamos por debajo de las Penyes del Corb y junto al Pesebre viviente, venga que ahora todo es bajada. Empiezan los escapes, bajada por un sendero de pendiente infernal embarrado por la lluvia, el riesgo de metérsela es mas que elevado! Con las minimal no puedo dejarme ir tengo que controlar mucho, ser muy consciente de donde pongo los pies, dejo pasar a algunos corredores mas veloces. Llegamos a la riera, una zona llana, muy buen ritmo, pero lo peor se está acercando y soy consciente.

Esta es una carrera cuyos tramos conozco muy bien, es una ventaja, pero también es una losa, hay que luchar contra tu mente porque sabes lo que viene, y la mente también lo sabe! Ya estamos, ha llegado el momento, empieza la subida a la Creu de l’Aregall, unos 350 m de desnivel positivo en pocos kilómetros. Hay que pillar un ritmo y mantenerlo, lo intento, lo consigo a tramos, pero en otros no hay mas remedio tengo que caminar, no me paro jamás, camino rápido pero el pulsómetro pita y pita y no me la puedo jugar. Me pasan corredores. Toca pagar los 4 meses de parón que me han hecho perder fondo, no es ninguna sorpresa.

1017621_671911656181350_2131018294_n

Vamos subiendo, llegamos a un tramo de pistas, la gente empieza a espaciarse. Estamos bajo la Creu y la pista se va estrechando, mucho barro rojo, estamos en la zona geológica de las arcillas y areniscas triásicas dels Bundsanstein. De repente sale un sendero muy empinado y nos hacen trepar. Buuuuf, no se cuantos metros ni cuanto desnivel se salda de golpe, pero en muchos tramos hay que trepar, cogerse a los árboles e incluso a alguna cuerda y todo resbala. Subida dura, pero cuando quiero darme cuenta estoy en la Creu!! En mis entrenos había seguido la pista y había llegado por la urbanización que hay en la otra vertiente, y esto ha sido mas vertical pero mas corto, una sorpresa! Ya estoy aquí, la gente anima! Han hecho falta 51 minutos, no está nada mal, subidón. Avituallamiento pero no paro, sigo.

Ahora bajada hasta el Coll de la Creu de l’Aregall, sendero y cruzamos la carretera de Gelida que la policía tiene cortada para nosotros. Saltamos a la otra vertiente! Aquí empiezan tramos de pista mas pedregoso  y esas piedrecitas se me clavan en el pie continuamente, bufff, hemos llegado a las calizas del Mushelkalk y en breve pisaremos las Jurásicas (si, lo habéis adivinado, soy geólogo e identifico los tramos por los tipos de roca que hay, soy así de friky).

DSC_1400

Empiezo a ir cansado, pero nada del otro mundo, la rodilla derecha (la no lesionada) empieza a molestar un poco, tiene narices! Pero nada grave. El  barro se engancha en los pies, cada uno me debe pesar tres kilos!  Aquí la fila de corredores es todavía más dispersa y espaciada. Llegamos al cruce del Safari, avituallamiento, cojo dos piezas de chocolate para comerlas mientras sigo corriendo, pero tengo que acabar tirándolas a los pocos metros, no me entran ni a tiros. Seguimos subiendo y viene otra de las subidas chungas, la del Cim de Forrellac, que asciende por una cuesta rocosa infernal que obliga a hacerlo caminando. Hacemos cima, bajamos a piñón por el otro lado, otra trialera rocosa delicada y mojada!

Ahora si, viene el ascenso a mi cima de cabecera, a mi espacio sagrado, el Puig d’Agulles (La Bola), cuantas jornadas de entreno pasan por aquí. Voy ascendiendo por una pendiente descomunal con los ojos vidriosos, es muy ridículo, pero me emociono, estoy en casa… Hago cima, y una sensación de emoción muy fuerte me recorre, he llegado en 1 hora 55 minutos. Ahora viene una trialera muy técnica y muy larga hasta el Valle de Sant Ponç. Le tengo cierto miedo porque con las minimal no voy a poder correr mucho. Voy tirando y perdiendo altura rápido, al final voy a un ritmo que nunca hubiera imaginado en torno a los 4:00/4:30 min/km, que pasada! Un corredor que viene por detrás me llama Krupicka, por mis zapatillas y empezamos a charlar sobre las NB MT110, así varios minutos. Al final alguien, de buen rollo, grita:” Si podéis charlar es que podéis correr mas deprisa, venga!” Risas, pero aceleramos y eso que íbamos a ~ 4:30 min/km. Llegamos a una pista, el Monasterio de Sant Ponç está a un kilómetro. Tiro, la rodilla derecha está muy pesada y ahora se le suman unos conatos de calambrazo en los gemelos. No!! lo que faltaba. Y eso que he tenido en cuenta la ingesta de electrolitos, pero parece no haber sido suficiente, o quizá tenga que ver con una excesiva carga excéntrica durante las bajadas! Esto tengo que estudiarlo porque se repite a menudo!

Monasterio de Sant Ponç, maravilla románica del siglo XI, estoy a 4 km de mi casa. Avituallamiento, recargo bidones y me como unas apetecibles gominolas. No me entretengo, tiro rápido, aun hay bajada hasta la pista del fondo de la Guineu (no os voy a decir los materiales que hay, tranquilos). Llegamos a la pista, 300 metros y una trialera técnica de subida a la derecha, empieza la subida al Puig Montmany, el ultimo de los picos. Esto va a ser duro, los gemelos gritan, la rodilla se solidariza y yo me hago el sordo. Vamos tirando, la gente en este tramo hace muchos metros caminando, llevamos 21 km. y quedan 6.

Un poco agónicos llegamos al Puig Montmany, donde los últimos metros de subida se las traen. Cima coronada! Ahora bajada por una trialera rocosa muy técnica y muy abrupta, la cabra de estos días atrás no está, je, je, el suelo resbala bastante, todo muy bien señalizado y muchos voluntarios en varios puntos para avisar del peligro, hay que poner las manos en el suelo porque el desnivel es importante y todo está mojado. Llegamos al Golf Sant Rafael, pista y senderos rojos (sí, arcillas rojas, nivel 2 del Trías Muschelkalk), voy tocado por los gemelos y la rodilla, y es una lastima porqué todo es bajada y podría recuperar algo de tiempo, pero no puedo meterle caña y rascar segundos, solo alternar correr-caminar rápido-correr! Eso si, no paro ni un segundo. Un señor de la organización en un cruce informa que quedan dos kilómetros y lo hace gritando como un loco y nos llama campeones, está emocionado y grita que para él ya hemos ganado todos, que somos unas máquinas, unos heroes!!! Bufff que subidón, que maravilla, que voluntarios mas grandes! Gracias de verdad!

Llego a Corbera, esto está acabando, pero queda la subida por el Paseo principal hasta la meta, tela con la pendiente, y los gemelos no me dejan en paz. Corro, aplausos, gente animando, no puedo pararme ahora pero me duelen mucho, sigo. Una voluntaria me avisa que tenga cuidado con un escalón, se lo dice a todos y cada uno de los corredores que pasan, que pasada! Ya veo el túnel de meta, los percusionista están tocando a toda marcha, que subidón, voy a llegar y lo haré en menos de 3 horas. 1604958_671909572848225_303975976_n

De repente, pasa una de esas cosas que hacen grande este deporte. Veo una sombra detrás mío, otro corredor me ha alcanzado a 100 metros de la meta, yo me giro ligeramente en un gesto de que pase, yo no puedo correr mas deprisa, pero me dice que no, me coge de la mano y me dice: “tu vas delante todo el rato, pasa tu!” Dios, que grande!

Avanzo por el túnel lleno de gente gritando, les aplaudo, les doy las gracias por estar ahí, tengo las lágrimas a punto de caramelo y finalmente cruzo la meta con un tiempo de 2:56! Aparecen Dani y Cesar, los abrazo mientras, ahora si, me caen las lágrimas. Dani acabó en 2:45, grande no, gigante!!!!

Ya está, estoy aquí y he cumplido la mayoría de mis objetivos y he dejado atrás las nubes grises.

Una vez más pienso, que grande es todo esto! Gracias por dejarme vivirlo!

Gracias a la organización y los voluntarios por una carrera como esta! Impecable, emotiva y profesional! Sois muy grandes!

2014_01_12-10 (304)